El café es una mezcla compleja de compuestos que se ha demostrado que influyen en la salud humana tanto de manera positiva como negativa. Ahora, por primera vez, científicos japoneses han identificado compuestos del café que pueden inhibir el crecimiento del cáncer de próstata.

Cada vez hay más evidencia de que beber ciertos tipos de café se asocia con una reducción en la incidencia de algunos cánceres, incluido el cáncer de próstata. Científicos japoneses han estudiado los efectos de dos compuestos que se encuentran en el café, el acetato de kahweol y el cafestol, en las células de cáncer de próstata y en los animales, donde pudieron inhibir el crecimiento en células que son resistentes a los fármacos anticancerosos comunes, como el cabazitaxel.
Se trata de un estudio piloto, lo que significa que el uso de estos compuestos es científicamente viable, pero necesita más investigación y no significa que los resultados aún puedan aplicarse a los humanos.

El acetato de kahweol y el cafestol son hidrocarburos que se encuentran naturalmente en el café arábica. «Estos son hallazgos prometedores, pero no deberían hacer que las personas cambien su consumo de café. El café puede tener efectos positivos y negativos (por ejemplo, puede aumentar la hipertensión), por lo que debemos averiguar más sobre los mecanismos detrás de estos hallazgos antes de pensar en las aplicaciones clínicas», ha añadido el profesor Atsushi Mizokami del departamento de Terapia Integrada del Cáncer y Urología, Escuela de Graduados de Ciencias Médicas de Kanazawa, Japón.