Además de lo ricos que están, son muchos los beneficios de los frutos secos para la salud. En ese sentido, ha sido ampliamente estudiado el papel de este grupo de alimentos a la hora de prevenir enfermedades cardiovasculares.

Concretamente, tanto las nueces como los pistachos han demostrado ser eficaces en la prevención de patologías del corazón al ayudar a mejorar la elasticidad de los vasos sanguíneos. Asimismo, diferentes investigaciones también han asociado el consumo de frutos secos a la reducción de cuatro factores de riesgo del síndrome metabólico y la diabetes tipo 2: obesidad abdominal, hipertensión, bajos niveles de colesterol HDL (‘colesterol bueno’) y glucosa alta en ayunas.

En el caso de las nueces, hay estudios que no solo apuntan la posibilidad de que puedan reducir el colesterol LDL (‘colesterol malo’), sino que también les atribuyen la capacidad de mejorar el razonamiento. Además, parece haber una relación entre frutos secos y fertilidad, sobre todo en el caso de la masculina, y estos contendrían los nutrientes esenciales para una piel saludable.

Por lo que respecta a la composición nutricional de los frutos secos, son especialmente valorados por ser ricos en grasas saludables (sobre todo, ácidos grasos monoinstaurados y poliinsaturados), en proteína (de hecho, son una muy buena alternativa a la proteína animal) y fibra.

Asimismo, presentan minerales de fácil absorción, como potasio, calcio, fósforo, hierro y magnesio, además de vitamina A, vitamina E, vitamina B1 (tiamina), vitamina B2 (riboflavina), vitamina B3 (niacina) y vitamina B9 (ácido fólico). Por si todo ello fuera poco, contienen también fitoesteroles y otros componentes fitoquímicos.

De este modo, aunque muchas personas los evitan por el miedo a que ‘los frutos secos engordan‘, ya veis que nutricionalmente son muy interesantes y, en las dosis adecuadas, nos aportan muchísimos beneficios para la salud.

El consumo recomendado de frutos secos dependerá de las necesidades nutricionales de cada persona. Sin embargo, por lo general, se aconsejan de 3 a 7 raciones a la semana, teniendo en cuenta que cada una de ellas debería está formada por 20-30 gramos. 

Pero, ¿cuál es la mejor forma de comer frutos secos? Pues optad por la que más os guste, pero se pueden incluir en cualquier comida y, de hecho, según el mencionado estudio holandés, combinarlos con otros alimentos sería la mejor manera de beneficiarse de su efecto protector frente a las diferentes enfermedades mencionadas anteriormente.

En nuestras máquinas de Alimentación disponemos de la opción de frutos secos y podemos configurar las máquinas con aquellos productos que cada empresa nos solicite. Desde Snacks a frutos secos y nuestra línea de Alimentos saludables.
Contacte con nosotros y le prepararemos la oferta más adecuada a sus necesidades y a las necesidades de sus empleados. En C&B Señor estaremos encantados de poder ayudarle.