Esta vez, nos van a permitir salirnos un poco de la línea de comunicación que desde este blog de noticias vamos generando semana a semana, para pararnos en un hecho que creemos relevante y que hace que la comunicación tal y como la conocemos sea mejor y permita que estemos conectados y como siempre hemos dicho, la web es nuestra puerta de acceso a todos nuestros clientes o visitantes, para dar a conocer nuestros servicios y productos.
Mejoramos día a día para dar un servicio mejor y por eso la web es fundamental para cumplir con todos ustedes.

Un doodle (logotipo conmemorativo) de Google ha creado confusión en la propia red, como se observa, paradójicamente, en los resultados de ese mismo buscador. Al pulsar este 12 de marzo en él, el listado muestra una ristra de enlaces sobre el “aniversario de internet” o “internet cumple 30 años”. Pero internet es bastante más antiguo.

La llamada red de redes internet, como indica su nombre, responde a la interconexión de grupos de máquinas unidas mediante un protocolo (la manera en que pueden hablar y negociar entre ellas). Su origen se remonta a ARPANet (Advanced Research Projects Agency Network), de origen militar, aunque rápidamente fue más bien una infraestructura académica.

Se trabajó progresivamente a lo largo de los años sesenta del siglo XX hasta que el 21 de noviembre de 1969 se estableció la primera comunicación entre la Universidad de California en Los Ángeles y Standford. Su base era una línea de teléfono conmutada y los datos se enviaban por paquetes –lotes de información, si se perdía uno, no se perdía todo el mensaje–. La idea de aquel protointernet era que la caída de una de las máquinas (por ejemplo, ante un ataque militar), no hacía perder la información, ya que se daban redundancias y el sistema estaba descentralizado.

Internet, con tal nombre, merece más bien ser considerado como tal cuando se implanta el actual protocolo de comunicación TCP/IP. Eso no ocurre hasta 1981. Siete años después se crea el Internet Registry, el que asigna las DNS, es decir, los “números” de cada dirección de internet. Pero no de cada dirección web. Porque la web es otra cosa que nace, ahí sí, hace 30 años. De ahí la confusión.

Entonces, ¿qué nació en 1989?

El 12 de marzo de 1989 el ingeniero Tim Berners-Lee crea las bases en un documento (Gestión de información: una propuesta) para, casi dos años después, conectar el primer servidor web. Y una web es algo basado justamente en eso “páginas web”. Hasta el momento, no se podía entrar a navegar por páginas. Se podía acceder a archivos (por ejemplo, por FTP) o correos electrónicos. Berners-Lee también creó el primer navegador web.

Este martes, la Word Wide Web Foundation (WWWF) ha difundido un documento y un vídeo en que se conmemora aquella piedra fundacional y muestra los desafíos actuales de la web.

“Es momento de celebrar lo mucho que hemos avanzado, pero también representa una oportunidad para reflexionar sobre lo mucho que aún queda por hacer”, explica el texto.

La web “se ha convertido en una plaza pública, una biblioteca, un consultorio médico, una tienda, una escuela, un estudio de diseño, una oficina, un cine, un banco y mucho más. Por supuesto, con cada nueva función, cada nuevo sitio web, aumenta la brecha entre aquellos que están conectados y aquellos que no lo están, por lo que resulta imprescindible hacer que la web esté disponible para todo el mundo”, cuentan desde la WWWF.